Misión

Nuestra misión en ese mundo ideal, aunque modesta, no deja de ser importante. La erradicación de la pobreza y la desigualdad es una colosal tarea que nos compete a todos, a cada uno en función de nuestras posibilidades. Nuestro papel es el de ser un actor más en la lucha por disminuir la pobreza y mejorar las condiciones de vida de las personas más vulnerables.

MisionNuestro compromiso y nuestro esfuerzo es con las personas más vulnerables, que en la mayoría de las ocasiones viven en las zonas rurales, alejadas de los centros de poder político, con  menor acceso a los servicios básicos, y en no pocas ocasiones, excluidas totalmente de las estructuras públicas.

Nuestro trabajo en los países en vías de desarrollo se centra en el primer nivel de necesidades. Reconocemos la importancia que tienen las necesidades de tipo más elevado, como son las necesidades políticas, culturales y de autorrealización. Pero, reconocemos que nosotros, como entidad, no tenemos capacidad para afrontarlas, simplemente podemos apoyar los esfuerzos que otros hagan en esa dirección. Por esa razón, nuestros esfuerzos se centran en la satisfacción de las necesidades básicas, las más perentorias y  las de primer orden. En consonancia, nuestro trabajo se centra en las áreas como la seguridad alimentaria, el acceso al agua y el saneamiento, la educación básica, y la salud primaria.